Aire acondicionado de ventana usado

Cuando instalas un sistema de aire acondicionado central en tu casa, por lo general significa que tendrás que soportar unos días de obras. Se trata básicamente de un proceso de reforma hasta que el sistema esté completamente instalado, que puede poner una gran mella en tu billetera y horario. Uno de los principales beneficios de un aire acondicionado de ventana es que no requiere una amplia instalación. Siguiendo las instrucciones, puedes instalar tú mismo el aparato, y así te ahorrarás el dinero de la instalación. Esto normalmente implica ajustar la unidad en la ventana de forma segura y asegurarte de que la unidad tiene una fuente de alimentación.

Aire acondicionado de ventana usado

Los grandes sistemas de aire acondicionado pueden representar un gasto importante cuando están en funcionamiento. Además, podría entrar una gran cantidad de aire en las habitaciones que son raramente utilizadas u ocupadas. Al instalar un aire acondicionado de ventana más cerca de las áreas que deseas enfriar, en realidad podrías ahorrar un montón de dinero.

En lugar de gastar tiempo y dinero en la instalación de un sistema de aire central, por una fracción del coste puedes obtener un aire acondicionado de ventana nuevo que se adapte a tus necesidades y, como se mencionó anteriormente, su funcionamiento es más económico. Si además, puedes encontrar un aire acondicionado de ventana de segunda mano, aún ahorrarás más dinero en el momento de la compra. Otros beneficios de un aire acondicionado de ventana incluyen ajustes automáticos que permiten que el aparato se inicie y se detenga cuando desees, y la capacidad de utilizar los mandos a distancia con algunas unidades. Si vives en un área que tiene temporadas de frío y calor, te recomendamos la compra de una unidad de ventana con bomba de calor que ofrezca tanto opciones de calefacción como de refrigeración.

Un aire acondicionado de ventana es un aparato muy eficiente y conveniente capaz de enfriar tu casa por una fracción del coste que necesitaría un sistema de aire central. Las unidades de ventana son bastante más asequibles para comprar y operar, y deberías ser capaz de instalarla en tu casa con muy poco esfuerzo. Una vez que sepas el ancho de la ventana donde el aire acondicionado va a ir, realmente puedes empezar a reducir las opciones de tu búsqueda de la unidad perfecta.

A continuación te vamos a explicar algunos aspectos que debes tener en cuenta en el momento de la compra de un aire acondiciondo de segunda mano.

Capacidad de refrigeración

La capacidad de enfriamiento debe ser tu primera consideración antes de comprar un aire acondicionado de ventana. La potencia de refrigeración se mide en unidades térmicas británicas o BTU, por hora, la medida básica de la energía térmica. Para obtener la mejor eficiencia y eficacia, debes comprar una unidad que tenga un nivel de BTU diseñado para adaptarse a tu espacio. Tienes que buscar el A/A que mejor se adapte a tu espacio, si escoges uno inferior, perderás dinero y nunca llegarás al nivel de enfriamiento deseado y si compras uno superior, tu habitación se volverá húmeda y favorecerás la aparición de moho.

Para encontrar tu capacidad de enfriamiento ideal, calcula el tamaño del espacio que deseas enfriar en metros cuadrados. A continuación, utiliza la siguiente lista para encontrar la cantidad correcta de BTU que necesitas.

  • Para una habitación de 9 metros cuadrados a 14 metros cuadrados, necesitas 5000 BTU.
  • Para una habitación de 15 metros cuadrados a 24 metros cuadrados, necesitas 6000 BTU.
  • Para una habitación de 25 metros cuadrados a 28 metros cuadrados, necesitas 7000 BTU.
  • Para una habitación de 29 metros cuadrados a 32 metros cuadrados, necesitas 8000 BTU.
  • Para una habitación de 33 metros cuadrados a 37 metros cuadrados, necesitas 9000 BTU.
  • Para una habitación de 38 metros cuadrados a 42 metros cuadrados, necesitas 10.000 BTU.
  • Para una habitación de 43 metros cuadrados a 51 metros cuadrados, necesitas 12.000 BTU.
  • Para una habitación de 52 metros cuadrados a 65 metros cuadrados, necesitas 14.000 BTU.
  • Para una habitación de 66 metros cuadrados a 93 metros cuadrados, necesitas 18.000 BTU.
  • Para una habitación de 94 metros cuadrados a 112 metros cuadrados, necesitas 21.000 BTU.
  • Para una habitación de 113 metros cuadrados a 130 metros cuadrados, necesitas 23.000 BTU.

Para una estimación más detallada, deberás variar el BTU de tu aparato si:

  • La altura del techo es superior a los 2,5 metros.
  • La habitación recibe mucha luz solar directa (aumento del 10% en los BTU).
  • La habitación es sombreada (disminución del 10% en los BTU).
  • Hay más de dos ocupantes en la personas se deberán sumar 600 BTU por cada persona extra.
  • La habitación destino es una cocina, se deberán sumar 4000 BTU más.
Aire acondicionado de ventana de segunda mano

Instalación

Estos aparatos están pensados para instalarlos en una ventana tipo guillotina. Si no dispones de este tipo de ventanas en tu hogar, deberás escoger un modelo que pueda instalarse en una pared. No todos los A/A de ventana son aptos para su instalación en pared.

Requisitos eléctricos

Dependiendo de los BTU que necesites el aparato requerirá una red eléctrica de más o menos voltios. La mayoría de los aparatos de aire acondicionado operan en circuitos de 115, 125 o 220 voltios. Las unidades con una capacidad de refrigeración por debajo de 15,000 BTU por lo general se ejecutan en los circuitos estándar residenciales (115-125 voltios). Los A/A de ventana con capacidades de enfriamiento por encima de los 15.000 BTU, generalmente se ejecutan en los circuitos de 220 voltios.

Eficiencia energética

Como ya hemos comentado, las unidades de aire acondicionado de ventana son una de las opciones más económicas de refrigeración. Cuando vayas a comprar un aire acondicionado usado, fíjate en su eficiencia energética, debes buscar dos cosas en las especificaciones del producto: una calificación Energy Star y/o un número de EER.

Mantenimiento

Con un buen mantenimiento, el A/A de ventana puede durarte muchos años. Si vas a comprar un aire acondicionado de segunda mano, debes asegurarte que su antiguo propietario hizo correctamente los deberes y llevó a cabo las necesidades básicas de mantenimiento. Revisa el aire acondicionado por dentro para cercionarte que está limpio.