Termostato para aire acondicionado de ventana

El propietario medio de una casa gasta alrededor unos 300 € en aire acondicionado. A continuación te explicamos como puedes reducir al máximo tus facturas de energía en verano sin sacrificar demasiado tu comodidad.

Termostato para aire acondicionado de ventana

No te limites a configurar una tempertura y a olvidarte

Si tienes un aire acondicionado controlado por un termostato, utiliza un termostato programable para ahorrar energía aumentando la temperatura deseada durante el día, cuando la casa está vacía. Puedes renunciar a unos grados por la noche, sobre todo en los días más calurosos. Es posible que te sorprendas al descubrir el enorme contraste entre las temperaturas interiores y exteriores. Cuando estás en el hogar, el objetivo es ajustar la temperatura a 25 grados C para equilibrar la comodidad con el ahorro energético y económico. Junto con el ahorro de energía en invierno, un termostato programable utilizado correctamente puede ahorrarte una media de hasta 110 € al año.

No te pierdas las mejores ofertas de termostatos para aires acondicionados aquí.

Reducir tu factura de la luz es cuestión de aprendizaje. Piensa cuando estás en casa, con qué frecuencia realmente estás aprovechando las condiciones de confort que estás pagando. Hazte esta pregunta y responde con la verdad, probablemente tu respuesta sea menos de la mitad del tiempo. Normalmente eres consciente de apagar las luces cuando sales de casa, pero rara vez pensarás en bajar el termostato. Un termostato programable es la solución más obvia. Sólo te falta saber programarlo correctamente.

Programa tu termostato para que baje la temperatura de tu hogar cuando vayas a llegar a casa, no dejes tu A/A funcionando todo el día, gastando energía sin que puedas disfrutar de ello.

Además de tener en consideración el termostato para el ahorro de energía, hay otras medidas que podemos tomar para el mismo propósito.

Limpiar el filtro de aire

Si tienes un sistema de aire acondicionado central o una unidad de ventana, un filtro sucio reducirá la eficiencia de tu aire acondicionado, por lo que necesitará más energía. Comprueba el filtro de aire de tu sistema mensualmente y piensa en cambiarlo o limpiarlo cada tres meses.

Chequeo anual

Comprueba y limpia tu unidad de ventana al menos una vez al año. Lo ideal sería al inicio y al finalizar cada temporada de uso. Puedes consultar cómo mantener tu A/A en perfectas condiciones en nuestro artículo de mantenimiento.

Piensa en pequeño

La refrigeración de una habitación con una unidad de aire acondicionado de ventana requiere mucha menos energía (e inversión) que un sistema de aire central para una casa entera. Pregúntate a ti mismo cómo quieres utilizar tu nuevo acondicionador de aire, y elige la opción más pequeña que pueda funcionarte. Con la siguiente lista, podrás calcular la potencia BTU de tu aire acondicionado ideal, según el espacio a enfriar:

  • Para una habitación de 9 metros cuadrados a 14 metros cuadrados, necesitas 5000 BTU.
  • Para una habitación de 15 metros cuadrados a 24 metros cuadrados, necesitas 6000 BTU.
  • Para una habitación de 25 metros cuadrados a 28 metros cuadrados, necesitas 7000 BTU.
  • Para una habitación de 29 metros cuadrados a 32 metros cuadrados, necesitas 8000 BTU.
  • Para una habitación de 33 metros cuadrados a 37 metros cuadrados, necesitas 9000 BTU.
  • Para una habitación de 38 metros cuadrados a 42 metros cuadrados, necesitas 10.000 BTU.
  • Para una habitación de 43 metros cuadrados a 51 metros cuadrados, necesitas 12.000 BTU.
  • Para una habitación de 52 metros cuadrados a 65 metros cuadrados, necesitas 14.000 BTU.
  • Para una habitación de 66 metros cuadrados a 93 metros cuadrados, necesitas 18.000 BTU.
  • Para una habitación de 94 metros cuadrados a 112 metros cuadrados, necesitas 21.000 BTU.
  • Para una habitación de 113 metros cuadrados a 130 metros cuadrados, necesitas 23.000 BTU.
Termostato del AA de ventana

Tendrás que hacer ajustes en el número de BTU:

  • Si la habitación de destino recibe mucha luz solar directa, la BTU se debe aumentar en un 10 %.
  • Si la habitación está orientada al norte y por lo tanto, es más sombreada, el BTU deberá reducirse en un 10 %.
  • Si la habitación de destino es la cocina, la BTU se debe aumentar en 4.000 BTU.
  • Si los techos son más altos que 2,5 metros, la BTU se debe aumentar en consecuencia.
  • Si la habitación de destino va a estar ocupada por más de dos personas, se deberán añadir 600 BTU por cada persona extra.

No te pierdas las mejores ofertas de termostatos para aires acondicionados aquí.

Compra Energy Star

Ya sea que vas a comprar un aparato de aire acondicionado central o una unidad de ventana, debes fijarte en las cuestiones de eficiencia. Un sistema de aire central Energy Star utilizará un 14% menos de energía las normas gubernamentales mínimas, y con un aire acondicionado de ventana podrás ahorrar al menos un 10%.